Archivo de Autor


“¡Me gusta!”, “Tienes una nueva solicitud de amistad”, “Tienes 4 nuevas invitaciones a eventos”, “Utiliza el nuevo buscador de amigos”; mensajes como estos son los que hoy, año 2010, circulan por las redes sociales en Internet.

Twitter, Factbook, Linkedin, MySpace, Flickr, MSN, que han sido creados en los últimos años, son hoy las redes sociales más populares del minuto, que en todos sus casos, además de entregar información de último minuto y en algunos casos noticiosa, como lo podría ser Twitter, buscan el contacto personal y la integración de sus usuarios a través del medio. Pero qué tan beneficioso pueden llegar a ser estas redes socielas. Se han llegado a dar cuenta de que cualquiera puede decir algo sobre alguien o algo. ¿Ustedes estarían dispuestos a ser atacados por un extraño a través de dichos?

Hoy, la mayoría de los usuarios de Twitter se ha vuelto adicto a esta nueva plataforma, que en 140 caracteres permite que miles de personas puedan dejar sus comentarios sobre temas, crear polémicas, dar a conocer nuevas noticias, juzgar los actos de famosos o personas con influencia o simplemente decir que el día de hoy está bonito. Pero esta red no sólo trae beneficios a sus usuarios, ya que al ser un muro donde cada quien comenta lo que le parece conveniente, estos comentarios muchas veces pueden destruir la imagen de una persona o intensificar los comentarios sobre ella, como ocurrió con el actual presidente Sebastián Piñera y la venta de Chilevisión.

A pesar de que todas las redes sociales hoy tienen una gran popularidad, ya que espacios como Linkedin ofrecen un traspaso de curriculums entre personas, lo que puede llegar a beneficiar mucho a algunas personas, o Facebook, que tal como piensan los adolescentes, te informa de los nuevos carretes, muestra fotografías actuales y tiene datos útiles como el calendario de cumpleaños, algunas redes sociales, tales como Twister, han perdido gran popularidad entre los famosos.

Luego que el cantante John Mayer, con 3.7 millones de seguidores cerrara su cuenta en Twister, varios famosos siguieron sus pasos. La cantante Miley Cyrus, la estrella de “Hairspyar”, Amanda Bynes, la estrella de Disney, Demi Lovato

y el abandono de la cantante country LeAnn Rimes, quien comenzó a ser atacada en el medio luego que le fue infiel a su marido con el actor casado Eddie Cibrian. (1)

Hay teorías que explican que Twitter es una buena manera para que los famosos lleguen a sus seguidores y se establezca una relación más de tú a tú entre ellos, y también para evitar los comunicados de prensa. (2) Pero hasta el minuto, varios de ellos se han dado cuenta que viven a la intemperie y que pueden salir mucho más perjudicados de los comentarios, en vez de gozar de los beneficios que estas redes sociales les puedan traer.

Entonces, ¿qué tan beneficiosas llegan a ser las redes y que tan privadas pueden ser?

(1)-(2):http://www.yucatan.com.mx/20101008/nota/3259-twitter-pierde-popularidad-entre-famosos

Impacto comunicacional en la Sociedad

Publicado: 8 septiembre, 2010 de mtlh en Sin categoría

Radio Bio Bio: “Saqueos en Concepción tras el terremoto”, ADN radio: “Fuerte terremoto en Nueva Zelanda. El sísmo, de 7,0 grados, ha causado al menos una veintena de heridos leves y…”, La Segunda: “Efecto “San José”: Decenas de minas han sido cerradas entre la II y V Región y se desata temor por cesantía”.

Titulares como estos son los que se presentan a diario en los medios de comunicación mundiales. Noticias que en muchos casos dan información que es muy útil para el lector, como lo sería una prevención de Tsunami trasmitida por una radio luego de un movimiento sísmico, pero en muchos otros casos puede causar una gran alteración ciudadana o el incentivo en las personas de cometer delitos, como ocurrió tras el terremoto del 2010 en Chile, cuando los medios comenzaron a publicar que los saqueos en algunas ciudades eran incontrolables, lo que adhirió a más personas a cometer estos actos delictuales.

También podríamos incluir el pánico mundial que generó la transmisión del programa radial “La guerra de los mundos”, donde miles de ciudadanos creyeron que estaban siendo víctimas de un ataque marciano, cuando en realidad era una obra de radio-teatro, esto es un claro ejemplo que no todos captan de la misma manera lo transmitido por ellos. Otro ejemplo es cuando los medios comunicaron que los 33 mineros chilenos estaban vivos, pero esta información no había sido ratificada por ninguna autoridad, lo que produjo cierta duda en las personas. Es por esto que nos preguntamos ¿hasta qué punto estarían dispuestos de llegar los medios de comunicación para ganar la competencia?

Esta discusión ha estado anteriormente en “boca de todos”, pero nunca se ha llegado a una clara respuesta.

Hoy el periodismo nos debe informar, entretener, enseñar, pero ¿hasta dónde debe llegar para que todo esto no se convierta en un pánico social? Y no sólo eso, el informador debe cuidar qué cosas decir y también la manera en que comunique estas noticias, ya que toda frase puede tener dos o tres lecturas diferentes, dependiendo quien esté siendo informado.

Hoy más que nunca hay que tener un gran cuidado en la manera en que se dan las noticias, en el minuto en que se dan y el impacto que éstas puedan tener en la población. El raiting y la competencia no lo son todo.

¿Hasta qué punto favorece o perjudica la información en el actuar o la reacción que tengan las personas?