Archivo de Autor

“La Caja Negra”: Las redes sociales en los matrimonios.

Publicado: 16 noviembre, 2010 de lfalliende en Sin categoría

Fotos  y videos eran tradicionalmente los productos utilizados de la industria de la comunicación  en las celebraciones como los cumpleaños y  matrimonios,  pero los tiempos cambian y diversos elementos se añaden a nuestra cultura. Las redes sociales de a poco van invadiendo nuestra vida  y cada vez se nos hacen más comunes los términos como  twitié  esto  o te etiqueté en esta foto, entonces uno se hace a siguiente pregunta  ¿se puede trasladar la experiencia de las redes sociales a un matrimonio? La respuesta a esta interrogante  será respondida en el siguiente post.

Un nuevo concepto ha invadido muchos matrimonios capitalinos y es el concepto de “La Caja Negra”. Un cubículo  que en su interior tiene una  cámara, una pantalla y botón. La idea es que tú puedas mandarle diversos mensajes a la pareja afortunada  en medio del casorio. Lo interesante  de este proyecto es que es absolutamente  automatizado, nadie te interrumpe ni está supervisando tus comentarios y lo otro es que tienes un límite de 15 segundos para elaborar tus mensaje, te puedes meter las veces que quieras,  pero sólo tienes 15 segundos para dar a conocer tus ideas, que posteriormente serán vistas  por el novio y la novia.

Según uno de los creadores en Chile de “La Caja Negra” , Sergio Vargas,  inicialmente en un matrimonio se dejaban alrededor de 40 mensajes , actualmente  dos años después de su puesta en marcha el cubículo recibe en una noche un promedio de 250 mensajes , lo que son traducidos en cerca de una hora de grabación. Una vez  finalizado el matrimonio  la empresa que entrega el servicio, le da a la pareja un DVD, donde se juntan todas las secuencias, sin editar el contenido de ninguna de ellas.

Lo digno de análisis es lo similar que tiene  este novedoso sistema a una red social, que a su vez, de alguna forma  explica el éxito que este ha tenido en el mercado de los noviazgos.  Primero vemos la idea de personalizar el mensaje: soy yo quien está dando a conocer mis sentimientos, de la ceremonia, de la fiesta o del matrimonio en sí, nadie me obliga y lo hago de forma voluntaria y especial. Segundo tiene mucha similitud a los comentarios de muro de facebook, donde doy a conocer mi  opinión acerca de algo en particular.  En tercer lugar es la limitación de tiempo, al estilo de Twitter, donde se limita el mensaje a cierta cantidad de caracteres que en este caso se transmite en segundos.   A mi parecer el éxito y la  principal gracia de este producto, es la capacidad de trasladar varios elementos de las redes sociales al interior de un matrimonio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Dos por uno

Publicado: 8 noviembre, 2010 de lfalliende en Tendencias

La semana pasada salió al mercado un particular producto de La Tercera, salió la doble suscripción. Esto permite que como suscriptor de la tercera tenga en la mañana en mi casa mi diario habitual y también el diario español, El País (el diario del día). El costo inicial de este extra  es de $ 3000 pesos mensuales.

La pregunta del millón es: ¿vale la pena?, es necesario en este mundo globalizado tener un diario extranjero impreso si lo que yo quiero saber  está disponible en las páginas web.  Vale la pena tener el diario completo, que incluso viene con los avisos clasificados  madrileños para enterarme lo que pasa “al otro lado del charco”. ¿No es más fácil meterme con un solo click a las fuentes de información que me interesan?

El diario viene completo tal cual como se vende en España, el mismo día con la misma portada, los mismos columnistas, el mismo chiste, las mismas secciones. Lo más probable es que yo como consumidor no lea todo el diario y deje de lado varias cosas que no me interesen, por lo cual sería un desperdicio de papel   y de tiempo.  Porque no voy a  leer los avisos clasificados ni los policiales y quizás me concentre en algunas columnas y en algunos aspectos internacionales., pero de igual manera voy a tener que hojear todo el diario para ubicar estos artículos de interés.

El plus.

Como las cosas no son blancas y negras, sino que grises,  hay que verle el plus de esta idea de La Tercera.  Lo primero es que inconscientemente  para el colectivo, la marca nacional está relacionada con una marca de prestigio como lo es el diario El País. Por otro lado, el poder tener en tu casa un diario europeo te permite tener  un conocimiento más local de lo que está pasando y no sólo  la visión de las agencias de prensa, que muchas veces son parciales y poco precisas. La edición impresa me permite tener acceso a una serie de contenidos que  están de forma parcial en la página web del diario.

Otro plus es el costo que tiene para los suscriptores de la tercera tener este  servicio. Son sólo $ 3000 pesos.  Para tener una idea de los costos, el revisar un edición cualquiera del periódico en formato PDF Cuesta  1,2 euros , eso equivale a más o menos 800 pesos chilenos . Por tanto por el precio que estamos pagando por tener  30 ediciones de un producto, podríamos revisar sólo  3 en formato PDF desde la pagina web.

Lo  que queda por preguntarse en los próximos meses  es:   ¿fue un acierto?, ¿Cuántas gentes agregaron este producto a su suscripción ¿  y fundamentalmente  ¿  les aporto algo importante esta suscripción?.

 

 

 


Odio los smartphones, (para los que no estén familiarizados con el término vean el hipervínculo) Soy el único de mi familia que no tiene un teléfono inteligente, y les prometo que es un desagrado  juntarse a comer TODO EL MUNDO ESTÁ TECLEANDO EL CELULAR: o están viendo emails, o mandándose direct messages, o actualizando su status de Facebook, o  están twitteando algo como “ comiendo con mi familia”, que mentira más grande, estas comiendo con tu Iphone o con la Blackberry , pero bajo ni un punto de vista estas conviviendo con otro ser humano o no por lo menos directamente.

Aunque parezca una exageración estas cosas pasan, y son parte de la revolución de las comunicaciones. En este minuto el tener un celular con internet automáticamente nos esclaviza a las redes sociales y eso hace que estemos mucho más pendientes a ellas. Es un hecho, estamos cada vez más interconectados, pero ¿hasta qué punto debe llegar esta conexión?, ¿cuán dependiente debo estar de mi celular?, ¿hasta dónde debo parar, existen límites?

Hoy en día existen alrededor de 500 millones de usuarios en Facebook y según la propia web, un 25 %  de estos se meten a través de dispositivos móviles, por otro lado  un 46 % de los usuarios de Twitter lo hacen por este mismo medio. Es así como el incrementó de los Smartphone ha masificado y revolucionado las mismas redes sociales, y ha hecho que estas se preocupen cada vez más por este segmento de usuarios, adaptando y creando más aplicaciones para Blackberry o Iphone. Algunas las redes  incluso han decidido crear plataformas exclusivas, como es el caso de  Facebook, que decidió aliarse con la empresa de celulares INQ, para lanzar en el 2011, un celular donde la página será el motor central para sus diversas aplicaciones.

El fenómeno está cada día más arraigado en nuestra sociedad y nos está haciendo cada vez más dependiente. Tengo la necesidad de decir que estoy haciendo y donde lo estoy haciendo, ya que puedo hacerlo. Las personas están más preocupadas de contar lo que están viviendo en vez de gozar y vivir el minuto. Estamos  limitando cada vez más nuestra intimidad, existen aplicaciones de google, que permiten saber el lugar específico donde uno se encuentra con un radio de 50 metros. Nuestro entorno sabe todo y cada cosa que hacemos, pero el mayor problema  es que  nosotros se lo estamos permitiendo, nosotros estamos cada día más dependientes de las redes y no queremos librarnos de ellas. ¿Existe un límite, podemos pararlo, hasta que punto debemos tener esta dependencia?,  El único que puede responder estas preguntas, es el propio usuario y es el  que tiene que empezar poner los límites, y es  tan fácil como un sólo click.