Archivo de Autor

¿quien dijo que farándula es lo único que vende?

Publicado: 17 noviembre, 2010 de fzuniga3 en Sin categoría

Típico dialogo:

-Estudio periodismo…

-¿Periodismo? ¡Qué entretenido! Ahí vas a estar después, en la tele, en farándula….

Pero, ¡Periodismo no es farándula! Estoy  cansada de decir lo que estudio y recibir como respuesta algún tipo de asociación inmediata a la farándula, y si no es farándula, es el sueño de todos los hombres: periodismo deportivo…

Pero no es su culpa, es culpa de los medios, sobretodo la televisión que ha metido tanta farándula en sus parrillas televisivas que es a lo único que las personas asocian nuestra querida profesión.

 

Prendes la televisión y es difícil no salirse enterado de todo lo que está pasando con las personas de programas faranduleras, ya que lo que dijo y lo que no dijo,  sus problemas, logros o pololeos los transmiten en el programa de la noche pero los retransmiten y repiten en el programa de la mañana y como si fuera poco también en los de la tarde.

Así, muchos están abandonando el hábito de ver televisión y los seguidores son siempre los mismos. Pero los canales necesitan subsistir, necesitan vender para eso, esa es la razón principal de porqué caen en tantos programas de farándula, venden. Son esos programas y  las noticias los que mantienen a más personas sintonizadas.

 

Estaba leyendo un texto el otro día para el ramo de ética periodística “TVN y la farándula: una doctrina TVN” en el cual encontré lo siguiente, cito textual:

“TVN no destinará recursos de sus equipos de producción y de realización, ni sus espacios de pantalla, ni sus recursos periodísticos, para la realización de programas así denominados –de farándula”.

¿Mi primera reacción? “WUAJAJAJA”, sí claro, pensé yo. “¡Cómo tan mentirosos!, como si eso se cumpliera hoy día…”. Este documento fue escrito por los encargados de la línea editorial del canal en el 93.

¡¡¡Lo cierto es que es verdad!!! Me di la lata de revisar su parrilla informativa y efectivamente canal TVN no tiene programas de farándula entre sus programaciones. Increíble pero  cierto, el canal que mantiene la mayor sintonía del país en este último tiempo NO tiene farándula. Un dato curioso y desconocido para quienes criticamos que la TV chilena es una basura,  y que me hace sentir profundamente orgullosa, no sólo por mi país, sino también de mi profesión.

Se puede, se puede tener y mantener un canal de TV sin llenarlo de programas de farándula. Sí, que haya entretención, que hayan programas estilo talk shows, pero no llenemos la TV de farándula cuando hay tantas cosas por decir y mostrar.

Canales de TV deben buscar manera de conquistar a sus audiencias sin tenerle miedo a la no farándula. Si TVN es el canal con mayor audiencia del momento es por algo. Ya no queremos ver solamente la vida privada de las personas públicas, tampoco sus comentarios y comportamientos. Queremos más contenido, que se nos entretenga de otras formas, no sólo mostrándonos la vida de los demás…

El público exige respeto a la dignidad humana, no sólo quien recibe el contenido, sino también al transmitirla. Otro dato, según el informe de TV abierta realizado el Consejo nacional de Televisión en julio de este año, el mes de julio de este año  dice que el canal que más programación cultural lleva este año es TVN, con 884 minutos al mes de un total de 3o73 entre los 6 canales nacionales. Curioso dato si se vuelve a repetir que TVN es el canal más visto por los chilenos.

Es tiempo de que los canales decidan destinar periodistas, recursos y esfuerzos económicos a otros contenidos que no sólo sean las personas, llamadas de farándula, considerando que como canal,  sí se puede lograr subsistir sin ella, sino preguntarle a TVN.

 

 


Demasiados cambios se escuchan últimamente sobre la Televisión chilena. Que el grupo Luksic compró un porcentaje de la propiedad del Canal 13, que Chilevisión pasó a manos del Time Warner y que TVN se las jugará sólo con producciones chilenas para este Bicentenario. Y como si  fuera poco, que el país ahora quiere cambiar de TV analógica a Televisión Digital.

Cambios que espero  traigan cambios, no sólo en cuanto al formato sino en contenidos, en calidad, en la oferta que tienen para con su público.

Está bien, ¿quién no ha llegado  a su casa y quiere prender la TV simplemente para ver cómo las imágenes pasan y no tener que pensar en algo?… Quién no. El problema es que los canales no pueden quedarse sólo con eso. El desafío está en hacer TV inteligente, en atraer a todos aquellos que ya no ven televisión porque creen que no aporta demasiado, el desafío debe partir en “casa”. Si se aprueba lo de la televisión digital en nuestro país, estaremos todos contentos porque la calidad de las imágenes mejorará considerablemente,  tendremos una calidad “de miedo”, pero o cierto es que miedo deberían tener los productores y encargados de la programación de los distintos canales  por la enorme tarea que se les viene, tendrán que ver con qué rellenarán las señales y analizar cómo hacer que sus canales sean capaces de competir contra tamaña competencia.

Que la TV tenga farándula, para mí, no es el problema, que la TV SEA farándula, sí lo es. Los medios deben apuntar a la creatividad. Sí y  no sólo deben ser creativos, también se necesita agallas para jugárselas con algo distinto. Si ya están  habiendo tantos cambios, ¡que sigan los cambios! Deben  de haber   modificaciones, pero no  sólo en  la programación de nuestra TV criolla, sino desde las escuelas de periodismo. Ellas son quienes deben estimular a sus alumnos, a ser periodistas creativos, pero no sólo creativos sino responsables  de la enorme cantidad de personas, que los oyen, ven o leen. Creatividad y  responsabilidad,  también que conozcan a su gente, quizás debiera incluírseles en sus mallas algo de estudios sociológico.. cómo si no vamos a saber si algún programa o idea tendrá apoyo por parte de los ciudadanos, cómo vamos a saber si decir sí o no a algún producto embasado que nos ofrezcan. Cambios en la TV, cambios en las parrillas programáticas, cambios en las facultades de comunicación, y  porqué no decirlo, la audiencia también merece cambios. Queremos a personas que no sólo -no piensen-con la TV, sino que puedan aprender algo nuevo. Necesitamos una audiencia más exigente, la cual sólo se dará cuenta de lo que ve, cuando conozca TV de calidad.

La idea entonces es que el nuevo tipo de TV digital traiga cambios, modificaciones que partan desde la raíz. Como comunicadores, no sólo tenemos que preocuparnos de las ventas, sino de ser cuidadosos con la enorme responsabilidad que tenemos para con nuestro públicos, considerando que alrededor de 2.5 hrs. Al día la destinan a ver televisión, siendo un importante agente de sociabilización en nuestra sociedad ¿quién no ha estado almuerzos dónde el tema es lo que pasó el “Fiebre de Baile”?

Según datos de la UNESCO, América Latina muestra un aumento de la oferta de canales de televisión disponibles, y también un aumento de televisores en los hogares. En Chile, entre 1970 y 1990, la disponibilidad de televisores por mil habitantes aumentó de cincuenta y tres a doscientos cinco(Fuenzalida, 1994). Frente a tanta audiencia, no podemos ser irresponsables o simplemente preocuparnos de las ventas.

Viendo que en el día de hoy, la mayoría de los chilenos tiene acceso a TV, incluso un alto porcentaje a la TV pagada, el desafío de conquistar a las audiencias es cada vez mayor, sobretodo hoy que pareciera va a ampliarse el número de señales. Insisto, como profesionales de las comunicaciones  tenemos tremenda responsabilidad para con la sociedad. Si vamos a trabajar en esto y  vamos a vivir justo en la época de cambios en  TV, intentemos ser un aporte tanto para el medio como para las audiencias. Este cambio a TV digital seguramente, también incluirá aumento en las oportunidades laborales de los periodistas, porque abrá más espacios, más nichos, aprovechemos esa oportunidad para incluir en nuestra TV, un poco de ética, responsabilidad, creatividad y contenidos de todo tipo. Si vamos a tener cambios, que sean cambios de verdad.