“La Caja Negra”: Las redes sociales en los matrimonios.

Publicado: 16 noviembre, 2010 de lfalliende en Sin categoría

Fotos  y videos eran tradicionalmente los productos utilizados de la industria de la comunicación  en las celebraciones como los cumpleaños y  matrimonios,  pero los tiempos cambian y diversos elementos se añaden a nuestra cultura. Las redes sociales de a poco van invadiendo nuestra vida  y cada vez se nos hacen más comunes los términos como  twitié  esto  o te etiqueté en esta foto, entonces uno se hace a siguiente pregunta  ¿se puede trasladar la experiencia de las redes sociales a un matrimonio? La respuesta a esta interrogante  será respondida en el siguiente post.

Un nuevo concepto ha invadido muchos matrimonios capitalinos y es el concepto de “La Caja Negra”. Un cubículo  que en su interior tiene una  cámara, una pantalla y botón. La idea es que tú puedas mandarle diversos mensajes a la pareja afortunada  en medio del casorio. Lo interesante  de este proyecto es que es absolutamente  automatizado, nadie te interrumpe ni está supervisando tus comentarios y lo otro es que tienes un límite de 15 segundos para elaborar tus mensaje, te puedes meter las veces que quieras,  pero sólo tienes 15 segundos para dar a conocer tus ideas, que posteriormente serán vistas  por el novio y la novia.

Según uno de los creadores en Chile de “La Caja Negra” , Sergio Vargas,  inicialmente en un matrimonio se dejaban alrededor de 40 mensajes , actualmente  dos años después de su puesta en marcha el cubículo recibe en una noche un promedio de 250 mensajes , lo que son traducidos en cerca de una hora de grabación. Una vez  finalizado el matrimonio  la empresa que entrega el servicio, le da a la pareja un DVD, donde se juntan todas las secuencias, sin editar el contenido de ninguna de ellas.

Lo digno de análisis es lo similar que tiene  este novedoso sistema a una red social, que a su vez, de alguna forma  explica el éxito que este ha tenido en el mercado de los noviazgos.  Primero vemos la idea de personalizar el mensaje: soy yo quien está dando a conocer mis sentimientos, de la ceremonia, de la fiesta o del matrimonio en sí, nadie me obliga y lo hago de forma voluntaria y especial. Segundo tiene mucha similitud a los comentarios de muro de facebook, donde doy a conocer mi  opinión acerca de algo en particular.  En tercer lugar es la limitación de tiempo, al estilo de Twitter, donde se limita el mensaje a cierta cantidad de caracteres que en este caso se transmite en segundos.   A mi parecer el éxito y la  principal gracia de este producto, es la capacidad de trasladar varios elementos de las redes sociales al interior de un matrimonio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.